En Álava quieren crear un centro de entrenamiento de IA: 13.000 m2, 150 científicos y 18 millones de euros

En Álava quieren crear un centro de entrenamiento de IA: 13.000 m2, 150 científicos y 18 millones de euros

Centro de Entrenamiento de IA

El plan es ambicioso, pero, por el momento, no deja de ser un mero proyecto.

Un grupo de inversores privados, capitaneados por los propietarios de la teleoperadora vasca Dialoga Group, quieren construir un centro de entrenamiento de inteligencia artificial (IA) en Álava.

Y que se convierta en una de las referencias de Europa en la materia y que sea capaz de competir en este campo concreto, nada más y nada menos, que con los gigantes de la computación en la nube comercial: Amazon Web Services, Microsoft Azure y Google Cloud.

Para ello, han creado la empresa Aeternal Mentis y están realizando una inversión inicial de unos 18 millones de euros.

Dinero con el que han ideado el proyecto, han comprado una parcela de 13.000 metros cuadrados en la localidad alavesa de Laguardia y han iniciado la construcción de las instalaciones y la compra de los equipos.

El objetivo es que parte del centro de entrenamiento esté operativo a lo largo del primer semestre de 2022.

De acuerdo con la documentación del proyecto, las instalaciones contarán con un total de nueve módulos autónomos y especializados por sectores -como el financiero, el sanitario, el retail o las telecomunicaciones- de 1.200 metros cuadrados cada uno y un edificio con oficinas y laboratorios de 2.000 metros cuadrados.

centro entrenamiento de IA en alava. plano
Plano de la primera fase del proyecto del centro de entrenamiento de IA de Álava.

Primera fase: 4 de los 9 módulos

Los nueve módulos, de los que sólo se construirán cuatro en la primera fase, se configurarán como espacios de trabajo independientes los unos de los otros.

Cada uno de ellos contará con las arquitecturas de servidores, GPUs y elementos de red necesarios para el entrenamiento de la inteligencia artificial específica de su sector.

De acuerdo con el documento, se plantean como elementos autónomos de procesamiento con salas blancas que albergan los equipos de IA.

La superficie de las salas será de, aproximadamente, 90 x 16 m2.

En principio, las instalaciones de Aeternal Mentis contarán con el edificio de oficinas y laboratorios y cuatro módulos para el entrenamiento de inteligencia artificial, y en función de la evolución del negocio y la demanda de sus servicios se acometerá la construcción del resto del proyecto.

“El Brain Mirroring Center (BMC) -así denominan a las instalaciones de entrenamiento de IA- se plantea como un edificio modular que se equipará de manera progresiva.

La previsión es realizar adquisiciones progresivas de equipamiento, servidores, GPUs y dispositivos de red en fases posteriores”, señala el documento.

Para esta fase inicial, por la que el centro empezará a operar en la primera mitad de 2022, Aeternal Mentis planea contratar a unos 150 científicos.

Objetivos estratégicos

Los impulsores del proyecto explican que, en el ejercicio de su actividad con Dialoga Group, han encontrado “importantes carencias de infraestructuras” para el procesamiento y emulación de herramientas de inteligencia artificial.

Y que los pocos operadores que existen en este mercado se encuentran en Estados Unidos -básicamente Amazon, Microsoft y Google-, por lo que consideran que existe un vacío en este sector en Europa que quieren llenar.

Su gran meta, por tanto, no es otra que convertirse en la alternativa europea a esos grandes operadores norteamericanos.

Los servicios que prestarán serán fundamentalmente de alquiler de instalaciones para entrenar herramientas de inteligencia artificial y asesoría.

Para la primera, explican que ofrecerán tanto contrataciones puntuales para el desarrollo de un modelo concreto como tarifas planas para uso recurrente.

En cuanto a los servicios de asesoría, abordarán la generación e implantación del modelo, su mantenimiento, la introducción de nuevas reglas y la adaptación a posibles mejoras.

Y su precio se establecerá en función de los científicos que necesiten involucrarse en esos trabajos.

Los impulsores de este proyecto señalan que Aeternal Mentis ya ha iniciado varios proyectos piloto, antes de que estén construidas las primeras instalaciones en Álava, con empresas como Accenture, Foot Locker, Lenovo, Linde Europe o Roche.

Compartir es dar la oportunidad a otra persona